Saltear al contenido principal
Soporte Técnico: +34 913 518 558 Login

TrustCloud Vault

El módulo de Custodia Electrónica de TrustCloud y mayor banco de activos digitales del mundo.

TrustCloud Vault es el módulo de la plataforma TrustCloud que le permitirá blindar sus activos digitales y registrar todas las evidencias necesarias para revertir la carga de la prueba.

El módulo Vault de TrustCloud permite no sólo preservar de forma cualificada los activos digitales de su empresa, sino que es el responsable de la orquestación y recogida de evidencias electrónicas de todos los datos y meta datos que se hayan generado durante los procesos.

Dichas evidencias, son además depositadas ante notario, quién las protocolizará y subirá a TrustCloud Vault el acta correspondiente para que los equipos legales tengan acceso no sólo a los activos digitales y las evidencias, sino también al acta notarial que las blinde.

Finalmente, podremos depositar también las evidencias electrónicas en la Blockchain que nos solicite, aplicando de esta manera todos los mecanismos de custodia disponibles en el mercado que garantizan que la integridad de los elementos preservados no ha sido modificada.

Como Tercero de Confianza y Prestador Cualificado de Servicios de Confianza, Branddocs y su plataforma TrustCloud ofrecerán a su compañía los más altos niveles de seguridad, legalidad y cumplimiento disponibles en el mercado para la conservación de todos sus activos digitales dentro de nuestra plataforma de confianza.

Qué es un Tercero de Confianza

Tercero de Confianza es la figura que la ley permite para que las partes de una transacción electrónica confíen el archivo o custodia en soporte informático de las declaraciones de voluntad que conforman esa transacción electrónica.

Un Tercero de Confianza debe ser alguien ajeno a la relación jurídica surgida y a los propios intervinientes (ajeno a las partes) que desarrolla su actividad en un marco de absoluta independencia e imparcialidad (de confianza, porque las partes confían en que sea él quien guarde copia de sus comunicaciones).

Las comunicaciones implicadas en el proceso de envío al Tercero de confianza de un activo digital cualquiera, deben contemplar una conexión segura, que garantice la confidencialidad de los datos transmitidos.

En todo caso, se debe tener en cuenta que, aunque se hable del Tercero de confianza como un custodio de activos digitales, realmente el servicio implica una serie de características de seguridad técnica y jurídica a objetos, en el sentido de que debe almacenar de forma segura todo aquello que recibe de los usuarios del servicio, sin que el formato electrónico del objeto recibido pueda ser un problema para el uso del servicio.

También hay que tener en cuenta que el activo digital recibido, no necesita ser utilizado (ejecutado, leído, transformado, etc.) por el Tercero, sino que únicamente va a tratarlo técnicamente para blindarlo con las capas de seguridad que permitan la custodia en las condiciones adecuadas.

El Tercero de confianza debe garantizar que los documentos depositados se almacenan con la debida confidencialidad, integridad y no alternación de los documentos frente a terceros. De esta forma, debe permitir el archivado seguro mediante el cifrado de los documentos con una clave única para cada usuario del servicio.

Tercero de Confianza en custodia documental

Adicionalmente, en el caso de que la custodia se lleve a cabo en relación a documentos firmados, el Tercero de confianza exige que se dispongan los mecanismos necesarios para realizar el correcto tratamiento del depósito de documentos con firma digital. De esta manera, siempre que se deposite un documento firmado se debe poder comprobar:

La validez del documento
firmado

La validación de los certificados debe ser independiente de la Autoridad de Certificación que los emitió

La validez de los sellos de tiempo del documento

El servicio del Tercero de confianza debe garantizar que el documento digital no puede ser alterado una vez depositado, asegurando así la integridad en el tiempo. El mecanismo para cumplir con esta obligación es la utilización de la firma electrónica en todos los documentos, por parte del propio Tercero de confianza, en el momento de realizar el depósito de los documentos.

Por otro lado, para evitar el no repudio de los documentos depositados, es necesario que el servicio realice el sellado de tiempo de los mismos, también en el mismo momento del depósito.

Para ello, el Tercero de confianza debe hacer uso de una autoridad de sellos de tiempo (Prestador de Servicios de Certificación), que como entidad independiente al servicio genera una firma electrónica que aplicada al documento y tomando una fuente de tiempo confiable, determina la existencia inalterada del documento u objeto desde el momento del sello y hacia el futuro.

El artículo 25 de la LSSI establece que la conservación de documento no puede ser inferior a cinco años, plazo aplicable únicamente a contratos electrónicos que entren dentro del ámbito de aplicación de la propia LSSI.

No obstante, este plazo puede verse superado ampliamente debido a que los servicios que puede prestar un Tercero de confianza pueden extenderse a documentos u objetos electrónicos muy heterogéneos, o porque los propios depositarios pueden solicitar tiempos de conservación superiores a los que de manera inicial son legalmente exigibles.

Volver arriba