Saltear al contenido principal
Soporte Técnico: +34 913 518 558 Login

Oportunidades De Identidad Digital – El Valor De La Confianza

Antes, cuando realizabas gestiones con alguien, probablemente los conocías, o al menos era cara a cara. Y, como ya sabías quiénes eran o si hablabais cara a cara, era mucho más fácil para ti confiar en ellos o realizar una evaluación de riesgos rápido. Hay que tener en cuenta que la confianza funciona en ambos sentidos, el comprador debe confiar en el vendedor y el vendedor debe confiar en el comprador.

Hoy en día, las personas acceden a sitios de comercio electrónico y mercados online a través de dispositivos móviles, lo que significa que la confianza se administra de manera diferente. Algunas grandes marcas pueden aprovechar su reputación para ganarse la confianza de los consumidores, sin embargo, ¿qué pasa con las marcas menos conocidas o un pequeño comerciante ubicado en el medio de la nada? Además, ¿cómo pueden los pequeños empresarios confiar en los clientes a los que venden online? Es una calle de doble sentido y la confianza debe habilitarse para que la transacción se complete.

La confianza es el elemento crucial que permite el flujo de comercio; después de todo, ¿por qué comprar o vender si no recibes tu parte del trato? Por lo tanto, generar confianza, garantizar transacciones seguras es clave para el crecimiento económico. Para que los dispositivos móviles y el comercio electrónico crezcan, el marco de confianza debe ser sólido e inclusivo.

Entonces la pregunta es, ¿cómo se crea confianza en internet?

La respuesta se remonta a la forma en que se solía hacer, saber con quién estás haciendo negocios. Ahora, ese proceso de identificación se hace digitalmente, o a través de la verificación de identidad digital. Las identidades digitales no se tratan solo de comercio electrónico, sino que brindan eficiencias en las actividades económicas y sociales, lo que ahorra enormes cantidades de tiempo y dinero a todo el mundo.

Aquí no estamos hablando de teoría, estamos hablando de un impacto cuantificable. Hay que considerar un informe del 2016 de Australia Post y The Boston Consulting Group (BCG) que consideró las oportunidades económicas del ecosistema de identidad digital australiano. Calcularon que el ‘’valor económico de una identidad digital aceptada’’ en Australia es de AU$ 11 mil millones al año.

Para conocer más fondo, extrapolemos esos números a otros mercados. Para los EE. UU, si todo sigue igual, eso se traduce en US $ 112.8 mil millones. Para Europa, funciona hasta $ 150 mil millones. Cualquiera que sea el corte, esos son números enormes.

EL VALOR DE LA IDENTIDAD DIGITAL

Profundicemos en los números y veamos cómo la mejora de la identidad digital genera importantes impactos económicos.

Reducir los costes del servicio al cliente

Actualmente, muchos servicios dependen de que los clientes visiten físicamente una oficina para recibir servicios de un representante. Este proceso de trabajo intensivo es lento e incómodo tanto para el cliente como para el personal. Piensa en la clásica burocracia lenta, en el departamento de coches, donde lo normal es una larga lista, personal arisco y una experiencia desagradable.

Si la identidad digital está en su lugar, se niega la necesidad de renovación. Las personas podrían ahorrar horas de su valioso tiempo y el personal podría enfocarse en otros asuntos. El autoservicio eficiente podría ahorrar AU $ 2 mil millones por año.

Reduciendo el coste del fraude

Los sistemas de identidad débiles facilitan los diversos tipos de fraude de identidad, además de permitir otros delitos graves y organizados. La implementación de sistemas avanzados de identidad digital puede ahorrar AU $ 2 mil millones en el coste del fraude. Esto no es sorprendente, ya que un estudio de EE. UU realizado por CSIdentity descubrió que el coste del fraude de identidad para las empresas estadounidenses supera los $ 50 mil millones al año.

Mejorando la experiencia del cliente

La fricción en el proceso de incorporación del cliente conduce a la pérdida de ventas; Un reciente estudio de Barilliance descubrió que el 75 % de los clientes estadounidenses abandonaron su carro de compra online durante el Black Friday. Si bien existen numerosas razones para el abandono de los carros de compra, un sistema de identidad digital efectivo alivia tres de las principales razones. Según un estudio de ClickZ sobre los motivos de abandonos durante el pago, el 37 % se opone a crear una cuenta para realizar la compra, el 28 % se opuso a procesos de compra largos o complicados y el 19 % no confió en el sitio al pagar con su tarjeta de crédito.

Las transacciones perfectas con una mejor seguridad pueden añadir AU $ 4 mil millones al año a la economía australiana (o, dicho de otro modo, US $ 40 mil millones a los EE. UU.)

Ahorrando el tiempo de los consumidores

Los consumidores gastan AU $ 3 mil millones adicionales en el tiempo dedicado a rellenar formularios y administrar su identidad. Pregúntale a cualquiera que haya solicitado recientemente un pasaporte u otro documento oficial y le dirán cómo son los procesos de papeleo hoy en día en el mundo de la telefonía. Contrasta esto con Estonia, un país con identidad digital y donde abrir un negocio lleva aproximadamente 18 minutos, y la presentación de impuestos, contribuciones y otros registros mercantiles también se puede hacer completamente online.

MÁS ALLÁ DE LA ECONOMÍA

Si bien el paso a la identidad digital promete ganancias económicas significativas, existen otros beneficios intangibles que también son extremadamente valiosos. A medida que nuestras vidas se vuelven más digitales, existe la responsabilidad de administrar múltiples cuentas online de forma segura.

Cameron Gough, gerente general de Digital ID y Digital Delivery Center de Australia Post, señala que los ‘’consumidores suelen tener más de 40 cuentas e inicios de sesión con proveedores de servicios, minoristas de comercio electrónico y organizaciones de afiliación’’.

Esta complejidad es exactamente lo opuesto a la promesa del comercio y los servicios digitales, lo que aumenta la fricción y la frustración, en lugar de facilitar la vida. Parece que se han introducido muchos elementos de una sociedad digital, sin el elemento clave de la identidad digital.

Sin embargo, con esquemas nacionales de identificación electrónica como en Estonia (y otros países) y proveedores comerciales como Trulioo que permiten la globalización de la identidad digital, es solo cuestión de tiempo antes de que el nuevo y mejorado marco de confianza entregue sus obsequios para empresas, consumidores y la sociedad en general.

Fuente: Trulioo

Contacta con nosotros

General Director Spain & LATAM
Executive Director
Volver arriba