TrustCloud VideoID Desasistida

Videoidentificación Self-Service para los Usuarios más Digitales.

La videoidentificación desasistida de TrustCloud habilita de manera automática el proceso de autentificación, sin necesidad de que un videoagente lo supervise o gestione, y sin perder los niveles de calidad que también ofrece la asistida. De esta manera, el usuario accede y completa la videollamada cuando lo desee, sin citaciones previas y con plena autonomía.

Paso a paso, mediante texto e indicaciones gráficas intuitivas, el proceso automatizado indica al usuario cómo completar la secuencia de acciones, así como el resultado final de la verificación y todas aquellas incidencias que se produzcan durante la misma.

A pesar de no contar con la presencia de un videoagente experto, todas las sesiones desasistidas están igualmente aseguradas por una posterior auditoría back office, la cual garantiza la validez y la calidad de la videoidentificación realizada, así como el valor jurídico de las evidencias registradas (en el caso de que la regulación local lo requiera).

La modalidad desasistida de TrustCloud VideoID acelera aún más los procesos de videoidentificación gracias a su autonomía operativa, y permite ofrecer un servicio self-service al usuario final, disponible las 24 horas de todos los días del año. En este sentido, resulta especialmente eficaz para las personas más digitalizadas y para las verificaciones menos complejas. En los casos en los que se vuelva necesaria la supervisión de un videoagente, como en una sesión de riesgo o ante problemas de usabilidad por parte del usuario, TrustCloud VideoID integra on-the-fly a uno de los videoagentes profesionales de Branddocs para asistir la llamada y resolver todas las incidencias.

Proceso de Videoidentificación Desasistida

El cliente llama al proceso de videoidentificacion a través del servicio TrustCloud.

TrustCloud activa todos los procesos del servicio y devuelve un enlace para ejecutar la videoconferencia.

El cliente ejecuta el enlace y la grabación comienza.

El sistema solicita al cliente sacar una fotografía del anverso y reverso de su documento de identidad, una fotografía de su rostro (selfie) y una prueba de vida.

Tras la videoidentificación, se activan todos los eventos y servicios correspondientes.

Las evidencias se obtienen mediante la API de la plataforma de vídeo y se envían notificaciones al cliente.

Dichas evidencias se almacenan de forma segura (utilizando medidas físicas y criptográficas) en el expediente TrustCloud Vault que se pone a disposición del cliente a través de la Plataforma TrustCloud, y se envían notificaciones al cliente.

Ventajas de VideoID Desasistida

TrustCloud VideoID desasistida ofrece a los usuarios finales una videoidentificación autónoma, ágil, sencilla y de máxima disponibilidad, accesible desde cualquier dispositivo con cámara integrada y conexión a Internet. Al mismo tiempo, la videoidentificación desasistida otorga mayor rendimiento y competitividad a la empresa, ya que automatiza un proceso de autentificación de última generación sin perder los estándares de seguridad, precisión y confianza que exigen.

Estas son otras de las ventajas que ofrece TrustCloud VideoID desasistida:

  • Funciona de manera autónoma 24/7/365
  • Ayuda a las empresas a ahorrar una gran cantidad de tiempo y recursos tras automatizar los procesos
  • Permite a las empresas diseñar las «capas» de seguridad que tendrá cada sesión, generando desde procesos de identificación simples hasta sesiones de autentificación reforzada (SCA)
  • Acelera los procesos de identificación y verificación al funcionar sin videoagente y prescindir de citas concertadas entre las partes
  • Cuando la situación lo requiera, las videollamadas desasistidas pueden transformarse on-the-fly en sesiones asistidas por un videoagente experto
  • Mejora la experiencia de usuario entre las personas más digitalizadas y les ofrece un servicio ininterrumpido en cualquiera de sus dispositivos de preferencia