TrustCloud Transactional Room, la plataforma de videotransacciones seguras

Portada TrustCloud Transactional Room

La consolidación de empresas 100% online pasa por convertir las transacciones digitales en un proceso humanizado por videollamada, sin comprometer la necesaria seguridad y confianza en la «Red»

 

Comodidad, independencia y eficacia en la palma de la mano. Las ventajas de la era smartphone se han hecho notar con la irrupción de los confinamientos. La población ha necesitado de herramientas digitales para poder continuar con sus actividades, pero también ha evidenciado la otra cara de la moneda: ¿dónde queda el tacto humano y la energía que se transmite en la experiencia real, en las interacciones «cara a cara»? En toda esta «digitalización de la vida», la videollamada se ha popularizado masivamente como la balanza de equilibrio entre tecnología y humanidad.

En efecto, la videollamada preserva la calidez de las interacciones «cara a cara» sin perder los beneficios de la comunicación a distancia. Según la última encuesta anual de Eurostat sobre el uso de las TIC, el 63% de la población en la UE realizó llamadas o videollamadas por Internet durante 2020, mientras que un año antes lo había hecho el 52%, y el 41% en 2018. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) también registra una tendencia alcista en España. En el último trimestre de 2020, y ya finalizado el confinamiento total entre marzo y junio, dos de cada diez españoles siguieron llamando o «videollamando» por Internet a diario o casi a diario. Un aumento de un 30% respecto al mismo periodo de 2019.

 

Videollamadas: la «cara humana» de la economía digital

Tras su éxito con el lanzamiento de Branddocs VideoID, la identificación por videollamada más ágil del mercado, la compañía tecnológica Branddocs apreció el enorme potencial que tiene la videollamada en la economía digital. Aunque las personas ya están acostumbradas al manejo de apps y operaciones automatizadas, la presencia de personas en los procesos digitales genera más aceptación y confianza por parte del usuario, proporcionando así mejores resultados para la empresa. Asimismo, las transacciones asistidas corrigen las barreras de accesibilidad que padecen muchos personas. Es el caso de los ciegos, que tienen más trabas para manejar una pantalla con autonomía, o todos aquellos mayores que todavía no cuentan con habilidades digitales. La ayuda de videoagentes reales puede resolver todas sus dificultades a la hora de «navegar».

 

Interfaz TrustCloud Transactional Room 1
El teletrabajo es una de las funcionalidades estratégicas que ofrece el uso de la videollamada. Foto de Adobe Stock

 

En este sentido, Branddocs ha creado TrustCloud Transactional Room, la “solución perfecta para propulsar una transformación digital segura y humanizada, de todos y para todos”, como explica Saioa Echebarria, CEO y CTO de la compañía. Se trata de un orquestador de videotransacciones seguras, un espacio virtual de colaboración en directo entre empresa y cliente para todas sus relaciones contractuales. El uso de la videollamada durante todo el transcurso de una transacción permite a los intervinientes cooperar y ayudarse «cara a cara», de principio a fin, como si estuviesen reunidos en un encuentro real. Así, tanto la empresa como el cliente disfrutan de la empatía, la confianza y la compañía que no proveen los procesos más mecanizados.

Al integrar toda la transacción en una única videollamada, las empresas unifican y aceleran las gestiones con los clientes. Especialmente útil resulta para las gestiones de firma electrónica avanzada, que hasta ahora se completaban tras un intercambio no inmediato de correos electrónicos. Además, TrustCloud Transactional Room genera un extra de seguridad que minimiza los fraudes y suplantaciones de identidad, ya que revela y graba en todo momento quién está al otro lado de la pantalla solicitando, negociando, consintiendo y firmando la transacción.

 

¿Cómo funciona TrustCloud Transactional Room?

TrustCloud Transactional Room integra varias capas de seguridad y funcionalidad en un única «videollamada inteligente». La videollamada puede albergar cualquier tipo de transacción o reunión contractual de manera íntegra, garantizando su seguridad sea cual sea su riesgo.

 

1 | CREACIÓN DE LA SESIÓN · Desde la plataforma TrustCloud, la empresa crea la sesión de videollamada y emite al cliente la cita y la información de acceso. Asimismo, la empresa decide cuándo se activará la videollamada, qué otros usuarios pueden acceder a ella y qué tipo de control puede ejercer cada uno sobre la transacción (quién puede firmar y quién no, quién puede manipular y descargar los documentos y quién no, etc.). Las herramientas de data masking permiten ocultar aquellos datos y fragmentos de documentos que prefiera o deba mantener bajo confidencialidad.

2 | VIDEOIDENTIFICACIÓN DEL CLIENTE · Una vez reunidos los intervinientes, la videollamada ejecuta una videoidentificación cualificada del cliente invitado. Con ella se verifican los datos personales del usuario, sus documentos de identidad y otros documentos probatorios, autentificando su identidad digital. Asimismo, los usuarios anfitriones de la videollamada pueden reforzar esa autentificación con pruebas de vida y preguntas en directo sobre sus datos personales.

3 | TRAZADO DE SEGURIDAD · Durante el transcurso de la reunión, las herramientas de inteligencia artificial y análisis biométricos detectan en segundo plano si la videollamada del usuario es falsa, está siendo manipulada o es controlada remotamente. Asimismo, comprueban que el cliente invitado que se ve en la imagen sigue siendo la misma persona que ha sido videoidentificada.

4 | FIRMA ELECTRÓNICA · Una vez acabada la negociación, la empresa habilita, desde la misma videollamada, el canal de firma electrónica para que el cliente formalice su acuerdo con la empresa. La videollamada graba cómo el invitado firma electrónicamente el contrato o documento de acuerdo, quedando plena constancia de su intencionalidad para así evitar el repudio transaccional a posteriori.

5 | EVIDENCAS ANTI-REPUDIO · Acabada la ceremonia de firma, empresa y cliente pueden dar por finalizada la reunión y cierran la sesión de videollamada. La plataforma TrustCloud custodia de manera cualificada todas las evidencias anti-repudio que se generen de la sesión, tanto de la videoidentificación, como de la firma electrónica y del resto de trámites. Así, la empresa tiene todas las garantías de poder revertir la carga de prueba en posibles conflictos jurídicos que deriven de la videotransacción.

 

TrustCloud Transactional Room, en efecto, garantiza toda la ciberseguridad que precisa cualquier transacción digital en un único proceso sin fricciones. La identidad del cliente, su intencionalidad y la integridad del proceso y de sus documentos se verifican on-the-fly, generando evidencias anti-repudio reforzadas por la grabación audiovisual y la posterior auditoría de la sesión.

“Nuestro objetivo es proporcionar a nuestros clientes un espacio digital para entablar sus relaciones contractuales, con una seguridad y rapidez jamás vistas en el mercado”, comenta Echebarria. “Lo que exige el mercado actual son transacciones digitales sencillas y compuestas por el menor número de procesos posible, sin perder la seguridad y esa inteligencia emocional, también humana, que escasea en Internet”.

 

Interfaz TrustCloud Transactional Room 2
Las transacciones por videollamada aportan muchas facilidades y confianza, al hacer sentir al usuario que interactúa con personas y no con máquinas. Foto de Adobe Stock

 

Solución multisector para crear comunidad

TrustCloud Transactional Room está especialmente dirigida a acoger las transacciones más complejas y arriesgadas. Por ello, se trata de una solución con gran cabida en la banca digital y las aseguradoras. Sus transacciones exigen una alta ciberseguridad para prevenir delitos financieros y fraudes económicos de gravedad, así como un abundante conocimiento de sus clientes por normativas KYC. TrustCloud Transactional Room es idóneo para la firma de hipotecas, préstamos de gran valor, apertura de cuentas de compartidas, pólizas de máxima cobertura o procesos de onboarding totalmente digitales.

El sector del alquiler y de la financiación de vehículos también puede hallar en TrustCloud Transactional Room una manera muy ingeniosa de atraer nuevos clientes. Comprar o alquilar un coche exige al cliente desplazarse hasta el concesionario para probar su identidad, validar su permiso de conducir y demostrar su viabilidad económica antes de subirse al volante. Ahora, concesionario y cliente pueden completar todos esos trámites desde casa, mientras el cliente espera a que el vehículo sea enviado a su domicilio.

La burocracia con las Administraciones Públicas y los procesos judiciales también pueden agilizarse gracias a la «presencialidad» e integridad que ofrece TrustCloud Transactional Room en cada gestión. Incluso podría habilitar la firma de matrimonios entre cónyuges que se encuentran en la distancia. Para el mundo del juego online, las casas de apuestas podrían embeber la «sala» de encuentro virtual en sus partidas de larga duración, como una competición de póker. Así, la casa de apuestas recrea la presencialidad de una partida real mientras comprueba que ningún menor de edad toma las riendas de uno de los jugadores autorizados durante el transcurso de la partida.

Echebarria manifiesta que TrustCloud Transactional Room ayuda a la empresa a mejorar la relación con sus clientes digitales y afianzar su comunidad web. “La razón es sencilla: dejas de ver tantos datos y comienzas a ver caras humanas; ahí está el secreto”, aclara. “Como cualquiera de nuestras soluciones digitales, TrustCloud Transactional Room sitúa a las personas y a las relaciones humanas en el centro de la transformación digital. Ante todo, buscamos la satisfacción, la solidaridad y la seguridad de nuestros clientes y de sus usuarios, no solo la excelencia de nuestra infraestructura”.

 

 

FUENTES

1. 2020, el año de las videollamadas. Statista | Mónica Mena Roa. 17/02/2021

2. Encuesta anual sobre el uso de las TIC en los hogares y por los individuos de Eurostat (2020 year. Information society indicator «Internet use: telephoning or video calls»). Eurostat. Última actualización: 09/06/2021

3. Panel Hogares CNMC: Las llamadas y videollamadas por Internet diarias aumentaron un 30% en el año de la pandemia. CNMC blog | Rubén Samaniego Sánchez. 04/06/2021

4. Branddocs: tecnología capaz de identificar a personas en la distancia en solo 2,5 minutos. Negocios TV. 20/07/2021