Tecnología interoperable para la confianza

La identificación fiable de los clientes es esencial para que los bancos puedan luchar contra el fraude respetando al mismo tiempo los requisitos reglamentarios.

Los profesionales de la tecnología se dirigen constantemente a los proveedores de las finanzas para ofrecerles una variedad de soluciones. Los banqueros quieren las herramientas para maximizar la eficiencia, reducir los costes y mejorar la incorporación, aún sabiendo que la investigación y la implementación de cualquier nueva tecnología es generalmente un camino largo y duro, debido a la gran cantidad de sistemas existentes. La confianza es el pilar fundamental de cualquier relación bancaria y el primer paso, es identificar un proveedor de confianza que ofrezca el nivel más alto de seguridad, cumplimiento y soporte.

Los bancos también necesitan confiar en sus clientes para ayudarles a detectar actividades fraudulentas y garantizar el cumplimiento de los requisitos de acuerdos normativos, como por ejemplo, “Conozca a Su Cliente” (KYC-Know your customer).

Estas demandas van en aumento a medida que los reguladores introducen medidas para prevenir el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo, tales como la Cuarta Directiva Contra el Blanqueo de Capitales(4AMLD) en Europa y la Norma Final de DDC de FinCENde los Estados Unidos. Según Thomson Reuters, el promedio anual de gasto de las instituciones financieras en la Diligencia Debida del Cliente (DDC) es de aproximadamente 48 millones de dólares.

Si bien esto es un promedio, hay algunas instituciones financieras que gastan hasta 500 millones anuales de dólares. El coste del incumplimiento es aún mayor: en los EE. UU., se han producido multas bancarias desde 2014 llegando a los 4.000 millones de dólares.

Estableciendo confianza rápidamente

También existe el riesgo de abandono debido a la lentitud y complejidad de los procesos de incorporación, que a menudo requieren una visita a un lugar físico. La gente espera que los procesos de registro en línea sean rápidos, transparentes y discretos.

Para mejorar la incorporación de los clientes a los programas de cumplimiento de KYC, las instituciones financieras han incorporado procesos automatizados que rápidamente y sin esfuerzo establecen la confianza necesaria para escalar y trabajar dentro de la tecnología existente.

El primer paso de un sistema eficaz de KYC es identificar adecuadamente al individuo: si no se puede confiar en quién dice que es, todos los demás factores son irrelevantes. Cuanto más precisos sean los datos de identidad que se puedan verificar, mejor se podrá confiar en esa identidad y proceder con los siguientes pasos.

Sin embargo, no existe un punto mágico de datos o proveedor de datos que ofrezca la visión completa de las redes relacionadas con la identidad de una persona. Por el contrario, un enfoque global sí que considera las diversas redes de identidad, los atributos de identidad únicos y la tecnología vinculada a un individuo, a fin de proporcionar una composición completa de la identidad de una persona. Una evaluación de riesgos adecuada sólo es posible considerando múltiples puntos de datos fiables e independientes.

Las fuentes tradicionales de datos incluyen el gobierno, los servicios públicos o las oficinas de crédito. La coincidencia de nombres, direcciones y fechas de nacimiento han sido uno de los puntos fundamentales de la verificación de identidad por una razón: las personas reales tienen nombres, residen en algún lugar y tienen registros de nacimiento. Dependiendo del nivel de riesgo, en muchos casos es suficiente saber que la persona descrita por esos puntos de datos existe realmente.

Identificación positiva

Sin embargo, existen numerosos tipos de datos de identidad y servicios de pruebas que se pueden utilizar durante la creación de una cuenta para aumentar la adquisición de clientes, disminuir el fraude y optimizar la experiencia general del usuario. Un servicio de identidad que reproduce una verificación manual de identidad sin conexión en el mundo digital, es el escaneo de identificación móvil y la autenticación de documentos, que utiliza el reconocimiento óptico de caracteres (OCR) y la inteligencia artificial (Al). Este proceso requiere que el cliente bancario fotografíe sus documentos de identidad y los presente electrónicamente, creando otro obstáculo para que los estafadores creen cuentas online.

La última tecnología que ha sido presentada como el futuro de KYC es la identificación móvil. Los datos de los Operadores de Redes Móviles proporcionan una riqueza de información para el análisis avanzado de identidad. La combinación de datos de los Operadores de Redes Móviles junto con las fuentes de datos tradicionales promete llevar la verificación de identidad al siguiente nivel, añadiendo un filtro extra de autenticación para ayudar a reducir el fraude, los sobrecargos y el blanqueo de capitales. A esto se añade una experiencia de integración perfecta para el cliente, consiguiendo ofrecer la verificación de la identidad móvil como una experiencia sin problemas.

Contacta con nosotros

Strategic Account Director