Las aseguradoras se suben a la Nube de Transacciones Digitales Seguras

View English version

5 grandes tipos de transacciones digitales seguras como protagonistas de sus procesos

 En plena era digital las compañías de seguros han apostado por incorporar un mayor número de transacciones digitales a sus procesos 

Las ventajas que han encontrado en ello han sido aceleración de las operaciones y blindar sus transacciones. De esta forma, gracias a las transacciones digitales seguras, las aseguradoras han agilizado los procesos de forma considerable, ya que, por ejemplo, para contratar una póliza sus clientes han pasado de las 2 horas en el mundo analógico a los 5 minutos del mundo digital. Por su parte, la preservación cualificada de sus activos digitales les ha revertido la carga de la prueba al archivar sus evidencias transaccionales mediante este tipo de tecnología. 

Pero ¿cuáles han sido las principales transacciones digitales seguras implementadas por el sector asegurador para llevar a cabo la aceleración segura de sus procesos?  

Identificación Electrónica. Identificar al usuario es lo más importante para evitar el fraude. Para ello, hay que cumpliar las leyes de AML (Prevención del Blanqueo de Capitales, Anti-Money Laundering en inglés) y KYC (Conozca a su Cliente Know Your Customer en inglés). Además, este proceso permite al cliente estar en su casa y no desplazarse para interactuar de forma segura con su aseguradora.  

Firma Electrónica. En pocos minutos, desde el lugar que el usuario desee y con un simple dispositivo electrónico, el cliente podrá firmar cualquier tipo de documento: seguro médico, póliza de vida, automoción, etc. 

Pagos Electrónicos. Sin necesidad de salir de la plataforma en la que está realizando la transacción digital, el cliente podrá realizar los pagos en la nube en menos de dos minutos con el servicio de Pago Electrónico. 

Custodia Electrónica. La aseguradora podrá custodiar cualificadamente, e incluso notarizar los activos digitales relacionados con las transacciones llevadas a cabo con sus clientes, revertiendo la carga de la prueba mediante la preservación cualificada de las evidencias, cumpliendo de esta manera con la regulación. 

La tecnología está para ayudar a las personas a mejorar su calidad de vida y, sin duda, la nube digital segura es uno de esos entornos. Las compañías aseguradoras han considerado que las transacciones digitales son mucho más seguras que en papel. No obstante, no todas las nubes son válidas y se debe buscar siempre una cloud blindada que permita llevar a cabo la preservación cualificada de sus evidencias si realmente no quiere correr ningún riesgo jurídico ni técnico. 

Contacta con nosotros

Gonzalo Pose
Presales Manager