La verificación del domicilio como atributo de identidad

View English version

E

l domicilio es uno de los atributos más importantes para garantizar la identidad de alguien y que empresas como las de comercio electrónico puedan hacer realidad sus transacciones. Por lo general, todas las personas tienen una dirección física que es referencia para obtener un servicio, recibir una notificación o un pedido, etc. Conocemos como “verificación de dirección” el proceso por el cual obtenemos la evidencia de que una persona está asociada a un domicilio concreto. Es decir, que este domicilio existe en realidad y que el usuario reside, en el momento de la transacción, en esa dirección que está declarando. Pero verificar un domicilio con precisión y rapidez no es tarea fácil, ya que no existe unidad en los formatos, las personas suelen cambiar de domicilio con asiduidad y tradicionalmente ha hecho falta personal que introduzca datos de manera manual; mecánicas que afectan al onboarding de nuevos clientes, haciéndolo largo y molesto para ellos, además de aumentar los costes de las empresas y la seguridad en las transacciones.

Branddocs ofrece a través de su módulo AICR (Artificial Intelligence for Character Recognition) una solución para verificar el domicilio que reduce significativamente las fricciones con los clientes. La verificación de dirección con la plataforma de Branddocs comienza cuando se le solicita al usuario hacer una fotografía, desde cualquier dispositivo, de un documento válido como una factura o un recibo en la que aparezcan los datos relativos al domicilio. Posteriormente, la tecnología de verificación de dirección contrasta si la dirección es auténtica y la convierte en un atributo de identidad del cliente.

Utilizando la tecnología AICR, Branddocs automatiza y securiza toda la transacción, además de ser una de las soluciones más eficaces, rápidas y precisas del mercado. El servicio de verificación de dirección es aplicable a multitud de casos de uso y las organizaciones encuentran en ella una poderosa prueba para discernir si una persona existe y además es quien dice ser. La dirección nos revela una gran cantidad de datos que van más allá de una calle y un número. Por ejemplo, nos sirve para validar que el cliente ha mantenido un domicilio durante un periodo de tiempo concreto, si vive en un piso o una casa unifamiliar o si éste se encuentra de un área geográfica en particular. A partir de estos factores, empresas públicas o privadas podrán valorar si el usuario tiene derecho a servicios con limitaciones de plazo o territoriales.

La verificación de dirección es una alternativa eficiente que elude fricciones en los procedimientos, incluyendo el riesgo de abandono durante los procesos de registro. Permite asimismo cruzar información guardada como la fecha de nacimiento y así asegurarse de que productos y servicios con restricciones por edad llegan al destino correcto. Branddocs es capaz así de entregar una verificación de residencia en segundos, de manera ágil, monitorizando cada paso automáticamente y cumpliendo con toda la normativa.

Estas pruebas se integran con todos los demás servicios de Branddocs, proporcionando una experiencia de cliente fluida, donde el usuario es testigo de las operativas en tiempo real y nunca pierde la sensación de tener el control sobre sus credenciales de identidad.