La industria del automóvil acelera su financiación con las transacciones digitales seguras

Financiar su coche es posible desde casa y en apenas 10 minutos

La industria del automóvil, al igual que otros sectores económicos, se ha visto afectada por las restricciones de la Covid 19. No obstante, gracias a las transacciones digitales seguras, las entidades financieras automovilísticas han logrado que el consumidor tenga unas mejoras durante el proceso de contratación que han llegado para quedarse.

La era digital en la que vivimos  está permitiendo que las empresas que consiguen seguir en funcionamiento lo hagan gracias a la implementación de nuevos avances tecnológicos como el teletrabajo o las vídeo llamadas. El mundo de la automoción no es ajeno a la realidad y, por ello, las entidades financieras automovilísticas apuestan por las transacciones digitales seguras como mecanismo para seguir vendiendo vehículos.

Gracias a la financiación digital el usuario dejará de lado citas previas, desplazamientos, errores de validación humana durante el proceso de contratación o las firmas interminables de los contratos hoja por hoja. En resumen, un proceso que puede llevar más de dos horas o días, e incluso acarrear elevadas multas si se comete algún acto fraudulento.

En tan solo 15 minutos, las transacciones digitales seguras, rápidas y totalmente online permiten al cliente tener solucionada la financiación de su automóvil. Los pasos a seguir son sencillos, intuitivos y eficaces:

  1. Comenzará con la solicitud del préstamo que podrá ser cualquier día, a cualquier hora y en cualquier lugar. El cliente decide el mejor momento para hacerlo y sólo necesitará un ordenador o un smartphone. Los desplazamientos y las colas de espera en el concesionario son cosa ya cosa del pasado.
  2. Una vez solicitada la cita, se procede a la verificación de los documentos del usuario simplemente tomándose una fotografía de los mismos. Además, algunas entidades dispondrán de tecnología OCR (“Optical Character Recontition”) que facilita y automatiza el volcado de los documentos en los sistemas de información de la compañía en cuestión de milisegundos, herramientas KYC (“Know Your Customer”) o tecnología de verificación documental,las cuales comprobarán que se trata de una identidad no fraudulenta.
  3. El siguente paso es verificar la identidad del cliente comprobando que la persona que solicita la financiación coincide con la que aparece en los documentos de identidad presentados. Esta verificación se lleva a cabo mediante procesos de vídeo identificación de forma asistida, grabando al usuario para comprobar que efectivamente es él; o mediante vídeo identificación desasistida, realizándose él mismo un vídeo de los documentos necesarios, con pruebas de vida y otra serie de tecnología que garantizará que no se trata de una grabación o de un deepfake.

Por último, una vez comprobado que los documentos y el usuario son válidos, es el turno de  la firma del contrato digital. El sistema lo genera y, en menos de tres minutos, estará firmando tanto por el cliente como por la financiera. El cliente habrá terminado todo el proceso y tendrá su automóvil financiado en apenas 10 minutos.

Contacta con nosotros

Gonzalo Pose
Presales Manager