KYB en Estados Unidos: adiós a las sociedades fantasma con la nueva Ley de Transparencia Corporativa

View English version

KYB - Cabecera

 

El Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), institución creada en 1989 para luchar contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo, indicó en su informe de 2016 que existía una enorme falta de transparencia KYB (Know Your Business) en Estados Unidos, en torno a quiénes eran los beneficiarios reales de las nuevas empresas. La flexible normativa del país para crear empresas, sin exigentes requisitos de identidad, daba luz verde a la aparición de sociedades fantasma e intrincadas estructuras que dificultaban las auditorías y favorecían los delitos financieros.

Para luchar contra esta situación, el Congreso de Estados Unidos aprobó una nueva Ley de Transparencia Corporativa (CTA, por sus siglas en inglés – página 2996 del PDF enlazado) el 1 de enero de este año, cuya entrada en vigor tendrá lugar con la entrada de 2022. Según esta nueva normativa KYB, las empresas estadounidenses deben notificar a las autoridades toda la información identitaria disponible sobre sus beneficiarios reales. Es decir, sobre aquellas personas que disfruten de un control sustancial sobre las compañías, o posean al menos un 25% de las mismas. En definitiva, de la persona física en cuyo nombre se está llevando a cabo cualquier transacción. Deberán tramitar toda esta información a través de la Red de Cumplimiento de Delitos Financieros (FinCEN- Financial Crimes Enforcement Network), oficina perteneciente al Departamento del Tesoro estadounidense.

 

Medidas KYB más exigentes: el fin del «sueño americano»

Ahora, con la nueva ley, cualquier empresa nativa u operativa en suelo estadounidense debe facilitar la información que acredite su titularidad real, desde el mismo momento de su constitución. No solo eso, sino que deberán implementar métodos eficientes y fiables de verificación de la identidad y de confirmación de los datos aportados a FinCEN. Toda esta información solo podrá ser gestionada por parte de las autoridades competentes y las instituciones financieras, pues, recordemos, el fin último es luchar contra el blanqueo de capitales y la evasión fiscal, propulsados por las sociedades fantasma. Asimismo, las gestiones siempre se llevarán a cabo con consentimiento previo de los interesados.

La información KYB que cada empresa aporte deberá ser actualizada año tras año. Estos son los datos personales que deben ser informados y corroborados:

 

1 | Nombre y apellidos al completo
2 | Fecha de nacimiento
3 | Domicilio habitual o dirección comercial actualizada
4 | Número de identificación emitido por el gobierno y asociado a un documento legal (carné oficial de identidad, pasaporte o carné de conducir no expirado)

 

Este último punto requiere una especial atención, ya que por el momento no se ha definido su formato, cómo habrá que solicitarlo, quién lo controla y qué mecanismos de protección se pondrán en marcha. Igualmente, FinCEN tendrá que establecer el procedimiento necesario en caso de necesitar cambiarlo.

 

KYB - Cuerpo
Las autoridades estadounidenses «desenmascarán» la identidad de los beneficiarios y propietarios de las empresas con la nueva ley KYB del gobierno. Foto de Adobe Stock

 

La vía y el protocolo de envío de toda esta información KYB es uno de los puntos calientes de la ley. El proceso requiere máxima transparencia y, en la medida de lo posible, reducción de costes. No obstante, FinCEN ha creado un cuestionario de 48 preguntas con el objetivo de ayudar a las empresas en la correcta comunicación de la información. Además, dará un plazo razonable y suficiente para ello, y las compañías tendrán el apoyo de empresas que verificarán los procesos y con las que deberán alcanzar acuerdos. Todo ello facilitará la labor de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

Los sistemas de verificación de datos y de identificación de las fuentes serán tan importantes como la información misma. Garantizar la seguridad y la confianza en este sentido es la única manera de que funcione esta nueva estrategia gubernamental KYB, tildada de «histórica» por Transparencia Internacional. Gary Kalman, director de la delegación estadounidense de la entidad, afirmó que se trataba del primer gran cambio jurídico en 20 años a favor de la lucha contra el blanqueo de capitales en el país.

 

Un cambio jurídico «histórico»

El Bank Policy, una organización que representa a decenas de bancos en Estados Unidos y cuyo personal está formado por economistas, investigadores y abogados, insiste en la importancia de poner en marcha estos mecanismos KYB para cotejar los datos que facilitan los informantes y, de esta manera, construir una sólida confianza en la Red FinCEN. Además, habría que conocer si también existirá una manera, una vez la nueva Ley de Transparencia esté vigente, de corregir errores en el caso de que la información sea inexacta, qué multas y penalizaciones se llevarán a cabo si se proporcionan datos falsos deliberadamente, o cuáles serán los protocolos para presentar informes de forma regular.

La nueva Ley de Transparencia Corporativa pone fin a un «sueño americano» impulsado por una libertad mercantil poco transparente y segura. Según el Índice de Secreto Financiero 2020 de Tax Justice Network, Estados Unidos es el segundo país que más favorece el secreto financiero, solo por detrás de las Islas Caimán. El éxito de la nueva medida KYB depende tanto del compromiso de autoridades y sociedades como del rigor en la implementación de los sistemas de notificación y verificación.

 

 

FUENTES

1. Texto jurídico íntegro de la nueva Ley de Transparencia Corporativa de los Estados Unidos de América (página 2996 del archivo PDF enlazado)

2. Historic Anti-Corruption Measures Become Law. Transparency International U.S. Office. 01/01/2021

3. Explained: the Corporate Transparency Act. Scott Greytak | Transparency International. 25/01/2021

4. Estados Unidos aprueba ley anticorrupción “histórica” que prohíbe efectivamente las empresas fantasma anónimas. Richard Hall | Independent en español. 02/01/2021

5. Corporate Transparency Act and its Impact on Your Business. Danielle Snyder Fadel & Robert L. Macklin | The National Law Review. 19/08/2021

6. Financial Secrecy Index 2020 reports progress on global transparency – but backsliding from US, Cayman and UK prompts call for sanctions. Press Office | Tax Justice Network. 18/02/2020

7. United States’ measures to combat money laundering and terrorist financing. FATF – GAFI. 01/12/2016

8. Comments Regarding Beneficial Ownership Information Reporting Requirements. Angelena Bradfield | Bank Policy Institute. 05/05/2021