Saltear al contenido principal
Soporte Técnico: +34 913 518 558 Login

Del KYC al KYCC: conozca al cliente de su cliente

Empresas fantasma, sociedades opacas, empresas offshore… son términos que por desgracia últimamente nos resultan familiares y su propósito final siempre es el mismo: eximir a una empresa de cualquier tipo de responsabilidad y proteger la privacidad de los intervinientes reales, eludiendo posibles investigaciones. Es decir, son simplemente formas de blanquear dinero o financiar actividades ilícitas.

Muchos países tienen ya leyes estrictas de KYC (Know Your Customer o Conoce a tu Cliente) pero no son aplicables a este tipo de empresas pantalla. Por esta razón, y con el fin de rellenar lagunas existentes, los países empiezan a decretar leyes que se rigen por un nuevo principio… el KYCC o “Conoce al Cliente de Tu Cliente – Know Your Customer’s Customer”. Las leyes de KYC estipulan que las instituciones financieras deben:

  • Establecer la identidad del cliente.
  • Conocer a qué se dedica o de dónde provienen sus ingresos para asegurar que el origen de los fondos es legítimo.
  • Evaluar el riesgo de blanqueo de dinero asociado con ese cliente y hacer un seguimiento de sus actividades.

Pues bien, el principio KYCC eleva estos requisitos al siguiente nivel evitando que terceras partes puedan estar blanqueando dinero: ¿con quién hacen negocios tus clientes?, ¿cuáles son sus fuentes de financiación? ¿son legítimas? Ejemplo de esto es el famoso caso de los Papeles de Panamá; desde entonces la regulación ha ampliado su ámbito de aplicación centrándose en investigar quién es el verdadero beneficiario de las operaciones e indagando en las formas increíblemente complejas que existen para ocultar dinero.

Estados Unidos

En Estados Unidos, el Reglamento definitivo Customer Due Diligence (CDD)1 entrará en vigor el 11 de mayo de 2018 y contiene tres requisitos básicos:

  1. Identificar y verificar la identidad de los beneficiarios reales de las empresas que abren cuentas.
  2. Comprender la naturaleza y el propósito de las relaciones con los clientes para desarrollar perfiles de riesgo del cliente.
  3. Mantener actualizada la información de los clientes y realizar un seguimiento de ésta para detectar transacciones sospechosas.

Europa

En Europa, la 4ª Directiva AML entrará en vigor el 26 de junio de 2017 con importantes novedades respecto a la propiedad beneficiaria. Según la Comisión, “entender la propiedad beneficiaria de las empresas mitigará el riesgo de delitos financieros y ayudará a crear estrategias de prevención”.

Canada

En Canadá, los nuevos reglamentos bajo la Ley PCMLTFA (Proceeds of Crime, Money Laundering and Terrorist Financing Act )contra el Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo entrarán en vigor el 17 de junio de 2017. Algunos de los cambios incluyen por ejemplo listar requisitos específicos de información de cliente. Ahora, las empresas informantes deben considerar: “cualquier novedad en relación con/o el impacto de las nuevas tecnologías en: clientes, relaciones comerciales, productos, canales de distribución o ubicaciones geográficas de sus actividades”

No es sólo un problema de cumplimiento legal, para manejar adecuadamente el riesgo que puede correr su empresa y protegerse contra la introducción de fondos ilícitos, se necesita conocer al beneficiario de las actividades de nuestros clientes, ya sea otra entidad, un socio, un cliente o un proveedor, cualquiera podría ser la fuente o el destino de los fondos malversados. La solución es extender el procedimiento que utiliza para conocer a su cliente a toda la red de éste.

Por lógica, este procedimiento supone asumir más costes y más trabajo, pero la alternativa, créalo, es mucho peor: multas, grandes pérdidas o daños a la reputación de su empresa, posibles delitos penales… Por eso, actualmente existen procesos novedosos que pueden ayudar a su empresa a lograr una gestión eficaz del riesgo reduciendo los costes y el tiempo.

Una solución para poder abordar el KYCC es la verificación electrónica de identidad (eIDV). Muchas empresas han incorporado ya este tipo de tecnologías para conseguir una identificación más rápida, más rentable y con menos problemas para todas las partes, cumpliendo con cualquier aspecto legal y con el principio KYCC. A medida que las relaciones financieras ganan en complejidad y la conexión entre las partes se va extendiendo, los requisitos para rastrear estas relaciones también se fortalecen en pro de acabar definitivamente con la corrupción, el lavado de dinero y la financiación del terrorismo.

Está claro que KYCC es una tendencia imparable y las empresas necesitan empezar a diseñar una estrategia eficaz ahora para prepararse para la nueva realidad que viene.

Fuente: Trulioo.com

Término utilizado habitualmente en el ámbito de las adquisiciones empresariales, para referirse al proceso de búsqueda de información sobre una empresa. Incluye aspectos como: su área de actividad; las posibilidades y perspectivas de futuro del negocio; y el estado de su activo y de su pasivo.

Contacta con nosotros

General Director Spain & LATAM
Executive Director
Volver arriba