Saltear al contenido principal
Soporte Técnico: +34 913 518 558 Login

Remodelación de cómo se verifican las identidades en línea

En una transacción ocurren más cosas que el simple intercambio de bienes o servicios por dinero. Cada una es una relación – un compromiso que implica compartir e intercambiar confianza, valor y, en algunos casos, datos. Esa es parte de la razón por la que es tan vital verificar las identidades de los clientes al inicio de una relación.

Gran parte de esto es simplemente una buena práctica comercial, pero un enorme controlador es capaz de cumplir con las obligaciones reglamentarias sin poner en peligro la experiencia del cliente. Todas las empresas del mundo están obligadas a cumplir con las normas de Anti Blanqueo de Capitales (AML) y Conozca a su Cliente (KYC) para detectar y prevenir el blanqueo de capitales, la financiación del terrorismo o el desvío de cualquier producto proveniente de un delito. En un mundo conectado digitalmente y basado en datos, en el que un incalculable número de transacciones se realizan cada segundo, cumplir con estas reglas es un enorme reto para las empresas.

También existe un gran desafío para los reguladores: mantener el ritmo del cambio. La tecnología está creciendo a toda velocidad, causando cambios importantes en el comportamiento de los consumidores. La verificación de identidades en línea sigue siendo fundamental, pero si los procesos normativos no pueden seguir el ritmo, corren el riesgo de ser ineficaces o de obstaculizar las transacciones. Con una mejor comprensión de la tecnología y de los datos disponibles, los reguladores y los legisladores pueden colaborar con los sectores público y privados para crear normas y directrices más eficaces que permitan la innovación, protegiendo al mismo tiempo a los ciudadanos y las empresas.

Afortunadamente, las cosas están mejorando y la identidad está pasando cada vez más de lo físico a lo digital. Mientras que las empresas se esfuerzan por protegerse contra el fraude y otras actividades delictivas, una de sus herramientas empresariales más importantes está ahí para ayudar en la lucha: los datos.

Identidad en transición

En el pasado, la verificación de una cuenta de cliente o de negocio era una transacción lenta y de alto riesgo. Esto se traduce en conocer a los clientes en persona en oficinas físicas, verificación manual de los documentos, solicitud de notificaciones de terceros o capacitación para autenticar varios tipos de documentos de identificación. Con gran espacio para el error humano, este método tradicional de verificación es lento, ineficiente y costoso.

El método descrito funcionó lo suficiente para las cuentas que se crearon en persona. Pero eso fue en un momento en el que una inscripción o un registro se realizaba en una oficina, una sucursal o al otro lado de un escritorio. ¿Cómo funciona eso cuando la oficina es online, la sucursal es una aplicación móvil, y la transacción está sucediendo a gran distancia? No es fácil verificar una identidad física o un documento a través de un sitio web o un teléfono inteligente.

Se añade a ese desafío las demandas de los clientes de hoy. Tienen una nueva expectativa de conveniencia y gratificación instantánea. Si no lo consiguen cuando y como lo quieren, se irán a otro lugar rápidamente. No esperaran a que se verifique su identidad a través de los métodos tradicionales.

¿Qué tal un proceso digital para verificar identidades? Con el fin de poder proporcionar servicios a los clientes de hoy en día, las empresas necesitan tener procesos automatizados rápidos y facilitados por la tecnología. En todo el mundo, las empresas están integrando las soluciones eKYC para satisfacer la necesidad de cumplimiento del cliente, así como la exigencia del negocio de cumplir con una multitud de normativas.

Esto es una prueba positiva de que, a medida que la tecnología impulsa un mundo que se mueve más rápidamente -desde las comunicaciones hasta el comercio electrónico-, también se está utilizando para impulsar mejores flujos de trabajo de verificación de identidad.

Identidad impulsada por datos

El núcleo de la tecnología digital actual son los datos. Confiables, estandarizados y transparentes, los datos potencian gran parte del mundo. Desde nuestras interacciones en las redes sociales hasta las decisiones diarias de negocios, pasando por la conexión con los seres queridos hasta la realización de transacciones complejas. Todos y cada uno de nosotros deja un rastro digital y una identidad repleta de datos.

Para algunos, puede ser desagradable, tal vez incluso aterrador. Pero en el gran sistema, los datos son vitales y pueden ser utilizados para mejorar nuestras vidas. Un área donde esto puede lograrse es en el espacio de verificación de identidad.

Ya sea un código de barras en una tarjeta de identificación emitida por el estado, el número de móvil utilizado para recibir una contraseña de un solo uso (OTP) para autenticar su identidad, o la huella digital que utiliza para abrir ese mismo dispositivo móvil, los datos ya se están empleando para satisfacer necesidades. Un código de autenticación, un punto de datos biométricos, su fecha de nacimiento – cada pieza se conecta de nuevo, verificando su identidad y mostrándoles a los demás que es la persona que dice ser. Al final, los datos no se sirven a sí mismos, sino a las personas.

 

 

El contacto humano

Los seres humanos son criaturas extraordinarias. Construimos las pirámides y aterrizamos en la Luna y luego creamos Internet y teléfonos inteligentes – con todas las aplicaciones que van con ellos. Nuestra tecnología está impulsada y conectada tanto por datos como por personas.

En las últimas décadas, la tecnología ha avanzado exponencialmente y nuestros deseos, usos, expectativas y comportamientos han avanzado al mismo ritmo. Para las empresas, una de las diferencias más profundas entre el pasado y el presente -con más expectativas en el futuro- ha sido el cambio significativo en el comportamiento de los consumidores. Las interacciones y los compromisos, las decisiones y las compras que tradicionalmente se realizaban en una tienda, oficina u otro lugar de comercio se están produciendo cada vez más en línea a través de un dispositivo móvil.

Con la tecnología digital que permite un mayor acceso y facilidad para los consumidores, la gente puede abrir cuentas, navegar, y comprar desde prácticamente cualquier lugar y en cualquier momento, ya sea desde un portátil, una tableta, un teléfono o cualquier otro lugar en el que puedan conectarse en línea. Pero antes de que puedan hacer algunas de esas gestiones con éxito, necesitan ser identificados y verificados para que sus compras y transacciones sean autenticadas y se demuestre que son seguras contra el fraude u otras actividades. Los datos están ayudando a acelerar esto y hacer que el proceso sea lo más libre de problemas posible: una menor fricción hace que los clientes sean más felices y hagan mejores negocios.

Otra área en la que los datos están ayudando a conectar y verificar a las personas y realmente tienen un impacto en la vida, es en el ámbito de las personas indocumentadas o desatendidas a través de los métodos tradicionales. No todos tienen pasaporte, carné de conducir, historial de crédito o cuenta bancaria, sin embargo, miles de millones de personas tienen una huella digital y un dispositivo móvil. El acceso a los datos móviles para verificar y autenticar a los clientes que ya constan en los archivos y a aquellos que no tienen acceso a los servicios bancarios, tiene un profundo impacto en sus vidas y en las vidas de sus familias. Con identidades verificables, pueden acceder a los servicios vitales de los gobiernos y las instituciones financieras, lo que puede ayudarles a salir de la pobreza.

Datos: Una puerta de entrada a la verificación global de identidad

Existen miles de fuentes de datos en todo el mundo que pueden ayudar a verificar la identidad de personas y empresas. Las bases de datos gubernamentales, las oficinas de crédito y los registros de empresas son sólo algunas de las más tradicionales, pero las fuentes más recientes, como los operadores de redes móviles, la biometría, los medios sociales, las aplicaciones móviles y el Internet de las Cosas, ofrecen un nuevo conjunto de datos para ayudar a completar la identificación y verificar a más personas de todo el mundo.

Al crear fuentes de datos confiables y tecnologías probadas para la verificación de la identidad, el mundo digital se convierte en un lugar más seguro para que los consumidores accedan a bienes y servicios desde cualquier lugar y en cualquier momento. Con un conjunto de datos más consolidado y todos los núcleos que se conectan a los datos más nuevos, las empresas pueden saber exactamente con quién están haciendo negocios, cumpliendo con las obligaciones de Anti Blanqueo de Capitales y Conozca a Su Cliente, así como mitigando el riesgo de fraude u otras actividades ilícitas que pueden causar daños financieros o de prestigio.

Para cualquier empresa, la información de los clientes es un activo muy preciado, pero también se puede utilizar para ayudarlos a verificarse en línea y obtener más valor en sus vidas.

Búsqueda de soluciones basadas en datos

Los datos alimentan gran parte de nuestro mundo. Ayudan a comprender nuestras necesidades y comportamientos, a tomar decisiones de negocios, a definir nuevas innovaciones y, cada vez más, a probar identidades, ayudando a capacitar a más personas para obtener un acceso rápido y justo a servicios vitales tanto en línea como en el mundo real. Con la identidad de cada individuo impresa en datos, cada vez es mayor la importancia de probar y verificar quiénes somos, así como para ayudarnos a protegernos de actividades dañinas, peligrosas o delictivas.

Los datos, la identidad, la innovación y la tecnología se están uniendo para hacerlo posible. Trulioo es un ejemplo de ello.

Como líder de confianza en identidad global y verificación de negocios, el mercado RegTech de la compañía ofrece acceso seguro a fuentes de datos globales y soluciones de autenticación de identidad para ayudar a cumplir con las obligaciones de cumplimiento y reducir el riesgo de fraude y delitos financieros.

Desde las fuentes de datos tradicionales del gobierno, oficinas de crédito e instituciones financieras hasta las nuevas fronteras de datos disponibles en aplicaciones, dispositivos móviles, y otros dispositivos digitales con capacidades biométricas, existe una mina de oro virtual de oportunidades disponibles. El uso de esos datos para identificar, verificar y autenticar identidades en línea ayuda a construir un marco de confianza legal. Y eso presenta una oportunidad aún mayor, no sólo para ayudar a las empresas a satisfacer sus necesidades regulatorias, sino también para ayudar a las personas a tener acceso a los servicios que necesitan.

Contacta con nosotros

Strategic Account Director
Volver arriba