Saltear al contenido principal
Soporte Técnico: +34 913 518 558 Login

La Red de Control de Delitos Financieros (en inglés FinCEN – Financial Crimes Enforcement Network) expone una guía sobre la normativa de la titularidad del beneficiario

Las instituciones financieras se enfrentan a un plazo importante: el 11 de mayo de 2018 es la fecha en la que entró en vigor las nuevas reglamentaciones de Diligencia Debida de Clientes que rigen los requisitos de la titularidad del beneficiario. FinCEN otorgó a las instituciones financieras casi dos años para prepararse para la fecha de implementación.

FinCEN emitió una guía completa sobre las nuevas regulaciones y ha tratado de aclarar la mayor cantidad de problemas posible. No hay duda de que las instituciones financieras se enfrentan a una tarea desafiante. Sin embargo, la iniciativa de la titularidad del beneficiario es importante, y Estados Unidos definitivamente está detrás de la curva de los problemas de transparencia y lucha contra el blanqueo de capitales.

La Guía de FinCEN aclara y confirma una serie de cuestiones importantes, entre ellas:

Umbral de veinticinco por ciento: una institución financiera puede adoptar un umbral de titularidad más estricto que el veinticinco por ciento, e incluso cuando una empresa adopta un umbral del veinticinco por ciento, puede haber circunstancias en que una empresa aplique sus requisitos de programa anti-blanqueo de capitales (en inglés AML – Anti-Money Laudering), y pueda tener que requerir información adicional sobre la titularidad efectiva para propietarios que estén por debajo del umbral del veinticinco por ciento.

Propiedad multicapa múltiple: al aplicar la regla del 25 por ciento, el cálculo del interés de los titulares beneficiarios en una entidad cliente requiere la multiplicación de intereses indirectos: suponga que el individuo A posee el 60 por ciento de la empresa B, que a su vez posee el 50 por ciento de la empresa del cliente C, entonces se le exigiría a la institución financiera que recaude la propiedad efectiva de la persona A porque la persona posee el 30 por ciento de la empresa del cliente C.

Requisitos de identificación del cliente: una institución financiera debe cumplir sus procedimientos de identificación del cliente basados ​​en el riesgo. Si una empresa tiene la creencia razonable de que no puede verificar la identidad del titular beneficiario, la institución financiera debe llevar a cabo procedimientos adicionales. Una distinción importante bajo las reglas de titularidad efectiva de las reglas del Programa de identificación del cliente (en inglés CIP – Customer Identification Program) en el que se pueden aceptar copias de ciertos documentos legales para verificar la identidad del propietario. Una institución financiera tiene que recolectar una dirección residencial o comercial. No se permite el uso de direcciones postales de buzón para verificar la identidad.

Clientes existentes: una institución financiera puede responder sobre la información del Programa de identificación del cliente para satisfacer los requisitos del titular beneficiario, siempre que la información del CIP esté actualizada, sea precisa y el representante de la entidad legal certifique por escrito u oralmente la exactitud de la información del CIP. (Si se confirma oralmente, el representante de la institución financiera debe documentar dicha confirmación).

Requisito de retención: toda la información de la titularidad del beneficiario debe mantenerse durante cinco años a partir de la fecha de apertura de la cuenta. No importa si la información es duplicada para cada cuenta o si actualiza la información de propiedad de una cuenta.

Un solo cliente abre múltiples cuentas: un solo cliente que abre una o más cuentas (al mismo tiempo o posteriormente) puede confiar en una sola Certificación del Apéndice A siempre que el formulario del Apéndice A sea exacto y actualizado, y el representante legal confirme por escrito u oralmente la exactitud del anterior Apéndice A en el archivo. (Si se confirma oralmente, el representante de la institución financiera debe documentar dicha confirmación).

Renovaciones de productos o servicios: una institución financiera debe cumplir con los requisitos de titularidad del beneficiario al renovar un producto o servicio, como certificados de depósitos y préstamos.

Cuentas previas al 11 de mayo de 2018: las instituciones financieras no tienen que recopilar información sobre la titularidad del beneficiario para las cuentas abiertas antes del 11 de mayo de 2018. Sin embargo, si la institución financiera descubre a través de actividades de supervisión que la titularidad real del cliente puede haber cambiado, la empresa debería cobrar información de propiedad efectiva.

Actualización de información: las instituciones financieras pueden tener que actualizar la información de la titularidad del beneficiario si se entera de cambios en la titularidad del mismo. Sin embargo, un cambio menor, por ejemplo, cambio de dirección, no necesariamente requeriría un proceso completo de recertificación y validación.

Fideicomisos y Fideicomisarios Múltiples: Si un fideicomiso posee el 25 por ciento o más de un cliente de una entidad legal, el titular beneficiario bajo la propiedad (en oposición al control de gestión) es el fideicomisario. Si hay varios fideicomisarios, solo un fiduciario debe proporcionar información sobre la titularidad efectiva, aunque el fideicomiso puede proporcionar información sobre más de un fiduciario.

Fideicomisario de la entidad legal: si el cliente de la entidad legal es un fideicomiso, el fideicomisario es el titular beneficiario de la propiedad, independientemente de si es una persona física o jurídica.

Entidades sin fines de lucro y organizaciones benéficas: si están organizadas válidamente según la ley estatal, una entidad sin fines de lucro o caritativa no tiene que presentar información sobre la titularidad del beneficiario bajo la titularidad de la propiedad, ya que ahora existe la propiedad de dichas entidades. Sin embargo, tendrían que proporcionar la titularidad efectiva de la única persona que ejerce el control de gestión de la entidad.

Entidades Públicas Extranjeras Negociadas en Bolsas Extranjeras: Las entidades extranjeras que cotizan en bolsa en las bolsas extranjeras no están excluidas de las regulaciones de la titularidad del beneficiario.

Contacta con nosotros

Strategic Account Director
Volver arriba