Saltear al contenido principal
Soporte Técnico: +34 913 518 558 Login

Fraude Fantasma – Robo de Identidad de una Persona Fallecida

El fallecimiento de un miembro de la familia de por sí, ya es bastante difícil. Ya sea que se trate de hacer arreglos para cumplir sus últimos deseos o de resolver varios asuntos personales, es un momento difícil para la familia y los amigos. Desafortunadamente, ahora los criminales están usando las identidades de personas fallecidas para perpetrar actividades fraudulentas. Esta forma de robo de identidad, denominada “ghosting”, consiste en que un estafador utiliza credenciales falsas para aprovecharse de la calificación crediticia de una persona fallecida. El estafador puede entonces solicitar tarjetas de crédito y préstamos con la identificación falsa y acumular los cargos con el objetivo de obtener los beneficios.

Millones de identidades

Un informe (de 2012) indica que cada año 2,5 millones de identidades de estadounidenses fallecidos son robadas. De esos 2,5 millones, 800.000 se utilizaron para solicitar créditos o para obtener un plan de telefonía móvil. Este tipo de robo de identidad es a menudo cometido por personas que realmente conocen a la persona fallecida porque les resulta más fácil acceder a la documentación e información necesaria para llevar a cabo este fraude.

Eso no quiere decir que los estafadores no usen esta técnica con gente que no conocen. Con todas las violaciones de datos que se producen y la información confidencial disponible en la web oscura, los estafadores sin vínculo con el fallecido pueden reunir suficiente información para llevar a cabo esta estafa.

Obituarios y otras fuentes de información

A veces, la información inconscientemente proviene de la propia familia o de los amigos. Si un obituario contiene información personal sobre el fallecido, el estafador puede utilizarlo o descubrir otros detalles utilizando la información recopilada en los criterios de búsqueda. Con las redes sociales y otras fuentes de información personal en línea, se puede encontrar suficiente información para crear un perfil preciso y sin ser costoso.

Para las instituciones financieras, si la información de identidad es exacta y la cuenta de la persona no se ha suspendido y se mantiene al día, aparecen como buen cliente. Pueden pasar meses antes de que descubran que la cuenta se encuentra en peligro.

Fraude de fuga

El fraude puede incluso extenderse por un período de tiempo mucho más largo, si el estafador continúa pagando las cuentas a tiempo. Es posible que estén trabajando en un esquema de largo plazo, construyendo  líneas de crédito para una gran estafa, o tal vez sólo quieran usar la nueva identidad ya que la suya se encuentra manchada de alguna forma por actividades anteriores.

El estafador también puede utilizar las identidades de los fallecidos en varios escenarios, incluyendo:

  • Cobrar reembolsos de impuestos u otros beneficios del gobierno
  • Robo de cuentas bancarias u otras cuentas financieras antes de que el ejecutor obtenga el control de los activos
  • Usar una licencia de conducir falsa  que cumpla con las condiciones necesarias para obtener un seguro más económico.
  • Ahorro en costes médicos al obtener una tarjeta para pago de medicinas.
  • Tomar el control de las cuentas de las redes sociales para pedir fondos o promover artículos cuestionables.

Protección contra los Estafadores

La contemplación de los escenarios y la forma en que se llevan a cabo, proporciona información sobre cómo prevenir estos fraudes. Tomar medidas e informar a las agencias gubernamentales, oficinas de crédito e instituciones financieras pertinentes tan pronto como sea posible, causará una alerta en la cuenta y dificultará la realización de nuevas actividades. Mantener la confidencialidad de la información dificultará a los posibles estafadores la obtención de datos útiles para determinar los posibles objetivos o crear identificaciones falsas. Esto incluye evitar dar demasiada información en los funerales, cerrar cuentas de redes sociales y no hablar de información financiera de manera innecesaria.

Aunque es bastante desagradable, el triste hecho es que las identidades de las personas fallecidas se usen de forma fraudulenta. Probablemente sea lo último en la mente de un ser querido, pero tomar medidas rápidamente puede ayudar a asegurar que la memoria de un ser querido – y sus bienes – no sean aprovechados después de su muerte.

Contacta con nosotros

Gonzalo Pose

Gonzalo Pose
Presales Manager

Stephen Sutherland
International Sales Manager

Volver arriba